No todos los servicios de construcción y arrendamiento relacionados con casa habitación se encuentran exentos de IVA

 In Blog, Sin categoría

El artículo 9 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado señala que no se pagará el impuesto en la enajenación del suelo y de las construcciones adheridas al suelo, destinadas o utilizadas para casa habitación. Señala además que cuando sólo parte de las construcciones se utilicen o destinen a casa habitación, no se pagará el impuesto por dicha parte y que los hoteles no gozan de la exención referida.

Por su parte, la fracción I del artículo 15 del referido ordenamiento dispone que no se pagará el impuesto respecto de las comisiones y otras contraprestaciones que cubra el acreditado a su acreedor con motivo del otorgamiento de créditos hipotecarios para la adquisición, ampliación, construcción o reparación de bienes inmuebles destinados a casa habitación, salvo aquéllas que se originen con posterioridad a la autorización del citado crédito o que se deban pagar a terceros por el acreditado.

La fracción II del artículo 20 de la Ley mencionada precisa que tampoco se pagará el impuesto por el uso o goce temporal de inmuebles destinados o utilizados exclusivamente para casa habitación. Dispone además que si un inmueble tuviere varios destinos o usos, no se pagará el impuesto por la parte destinada o utilizada para casa habitación y que la exención no será aplicable a los inmuebles o parte de ellos que se proporcionen amueblados o se destinen o utilicen como hoteles o casas de hospedaje.

En relación con la casa habitación, encontramos en los tres párrafos anteriores los tres actos o actividades fundamentales regulados por la ley del IVA: Enajenación, prestación de servicios y otorgamiento del uso o goce temporal de bienes (adicionémosles la importación), sin embargo, no encontramos en las disposiciones aludidas el señalamiento de que los servicios de construcción de casa habitación se encuentran exentos de IVA y es por la sencilla razón de que por ley no están exentos.

¿Entonces, de dónde proviene la disposición que hace que se consideren exentos?

El artículo 29 del Reglamento de la Ley del Impuesto al Valor Agregado señala que la prestación de los servicios de construcción de inmuebles destinados a casa habitación, ampliación de ésta, así como la instalación de casas prefabricadas que sean utilizadas para este fin, se consideran exentos siempre y cuando el prestador del servicio proporcione la mano de obra y materiales.

Si el prestador del servicio proporciona el servicio de construcción, los materiales y la mano de obra en realidad está construyendo con sus propios recursos (lo que bien podría considerarse una actividad empresarial completa) los inmuebles y dada la similitud que ello tiene con la de enajenación, es decir cuando una constructora invierte materiales, mano de obra y servicio de construcción para construir inmuebles que posteriormente vende, es que a los servicios referidos se les considera exentos de IVA.

El referido artículo reglamentario señala que tratándose de unidades habitacionales, no se considera como destinadas a casa habitación las instalaciones y obras de urbanización, mercados, escuelas, centros o locales comerciales, o cualquier otra obra distinta a las señaladas, es decir, en estos casos sí debe causarse el IVA, independientemente de que el prestador del servicio proporcionara los materiales y la mano de obra.

Algunas constructoras, indebidamente asumen que por el hecho de dedicarse a la construcción de casa habitación, todos los servicios que terceros les prestan se encuentran exentos de impuesto. No. La exención se da en función de quien percibe el ingreso, no de quien recibe el servicio.

De acuerdo a lo señalado, hay servicios específicos de construcción que no se encuentran exentos de IVA, según da cuenta de ello el siguiente criterio interno del Servicio de Administración Tributaria.

“28/IVA/N. Enajenación de casa habitación. La disposición que establece que no se pagará el IVA no abarca a servicios parciales en su construcción.

El artículo 9, fracción II de la Ley del IVA establece que no se pagará dicho impuesto en la enajenación de construcciones adheridas al suelo destinadas o utilizadas para casa habitación.

Asimismo, el artículo 29 del Reglamento de dicha ley señala que quedan comprendidos dentro de la exención la prestación de servicios de construcción de inmuebles destinados a casa habitación, la ampliación de éstas y la instalación de casas prefabricadas que sean utilizadas para ese fin, siempre que el prestador del servicio proporcione la mano de obra y los materiales.

Por lo anterior, los trabajos de instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas, de cancelería de fierro o aluminio y, en general, cualquier labor que los constructores de inmuebles contraten con terceros para realizarlos o incorporarlos a inmuebles y construcciones nuevas destinadas a casa habitación, no se encuentran incluidos en la exención prevista en el artículo 9, fracción II de la mencionada ley y 29 de su reglamento, ya que dichos servicios por sí mismos no constituyen la ejecución misma de una construcción adherida al suelo, ni implican la edificación de dicho inmueble.”

Recent Posts

Leave a Comment

Contacto
A %d blogueros les gusta esto: